Skip to Content, Navigation, or Footer.
The Eagle
Delivering American University's news and views since 1925
Thursday, June 20, 2024
The Eagle
La Grandeza de la Cumbria

La Grandeza de la Cumbia

El Ritmo Universal de Latino América

Hay muchas cosas que nos unen en Latino América. El café es un claro ejemplo, el lenguaje, ciertas comidas como el arroz con frijoles o el arroz con habichuela o el gallo pinto — son todos similares, pero con distinto nombre. Todos tenemos nuestras costumbres o platos que nos unen, pero ¿qué tipo de música nos une?

En la mayoría de los ritmos de Latino América siempre hay una gran influencia de los tambores, también una gran influencia de una letra compleja, romántica o con comprensión. Los ritmos también tienen ese aspecto bailable como, por ejemplo, “Pedro Navaja” por Rubén Blades o “Ana Mile” por Grupo Niche, que son canciones hechas para exponer problemas sociales. Aunque estas canciones son reflexiones de estos problemas, son consideradas como parte de la categoría de “Salsa Dura”. 

La salsa dura es categorizado como un subgénero de la salsa que fue popularizado en los años 70 con cantantes como Héctor Lavoe, que utiliza varios tambores y una enorme sección de latón para enfocar en el ritmo de la música, en vez del cantante, aunque lo que canta igualmente es algo importante por el género. La salsa dura se considera como la forma más bailable de la salsa y que tal vez limita el efecto de la letra de estas canciones. Pero, aunque la salsa es un ritmo bailable con una letra interesante, la salsa tiene un ritmo instrumentalmente complejo y difícil de comprender o de tener una maestría sobre ella. La salsa tampoco tiene un nivel universal. Es popular en varias partes de Latino América, pero no tiene un impacto universal. No es como arroz con frijoles o café que tiene diferentes ingredientes o estilos. Entonces, ¿cuál es ese ritmo? La Cumbia. 

La cumbia nació en la costa caribeña de Colombia. Este gran ritmo originalmente fue hecho para celebrar y festejar algún evento, y deriva de varios aspectos y culturas que se juntaron durante el periodo de la colonización del continente. 

El ritmo se deriva de los tambores y bailes típicos de varias partes de África traídos por los esclavos, como una forma de rebelarse contra los españoles que los oprimían durante la época colonial. Luego la flauta y otros instrumentos, como las maracas, fueron integrados con el ritmo de los tambores, y finalmente el lenguaje español, el acordeón y los trajes, que se integraron por influencia de los españoles. La mezcla de estos elementos dió nacimiento a la cumbia como un ritmo de Latino América.

La cumbia era tocada por la gente de clase baja y los pasos eran una burla de los  “valses” que bailaba la clase alta de Colombia. La base es simple, con un ritmo de uno dos y tres, que es fácil para que un músico produzca una canción y para tocarla. Esto dio paso a que la cumbia sea un ritmo muy accesible a todos y creó una base simple para hacer las canciones y variaciones más complejas con más instrumentos. 

La cumbia se expandió por el continente y poco a poco fue cambiando en cada país donde empezaron a crear su propio estilo de cumbia. En Argentina se popularizó la cumbia con la guitarra y luego con sintetizadores para crear la cumbia villera con canciones como “Que Calor” por Supermerk2 y “Hojita Seca” por La Luna Nueva. Ejemplos en otros países incluyen “La Danza de los Mirlos” por Los Mirlos de Perú, que se considera como cumbia psicodélica y “Como Te Voy a Olvidar” por Los Ángeles Azules de México, que se considera como la cumbia sonidera.

Todos estos estilos de la cumbia son lo que hacen que sea algo que se toca por todos lados. Es algo tan simple de recrear para cualquier persona y su simplicidad hace que los artistas puedan componer algo distinto y diferente con los otros estilos. La cumbia es un orgullo para los latinos y tiene el poder de unirlos, pero, al mismo tiempo, poder destacar las distintas culturas.

This article was edited by Aline Behar Kado and Daniella Jimenez. Copy editing done by Isabelle Kravis and Emilia Rodriguez.

sguzman@theeagleonline.com 



As the semester comes to an end and one of the founding members leaves American University, Section 202 has decided to take a trip down memory lane. For our fans, old and new, who are wondering how Section 202 came to be, this episode is a must. Listen along as hosts Connor Sturniolo and Liah Argiropoulos reminisce about the beginning of Section 202 and how it got to where it is now.


Powered by Solutions by The State News
All Content © 2024 The Eagle, American Unversity Student Media