Opinión: Después de un año escolar desde casa: dos estudiantes comparten sus experiencias

Otra reflexión sobre el regreso a campus desde la perspectiva de estudiantes lejos de DC

Opinión: Después de un año escolar desde casa: dos estudiantes comparten sus experiencias

Ya cursamos nuestro primer año de la universidad en línea y ahora, nos toca emocionarnos de que regresamos a clases presenciales el próximo semestre. Y aunque las expectativas y esperanzas están elevadas, para los estudiantes que no están en D.C. ni cerca de la ciudad, hay muchas preocupaciones de que va a pasar. 

Para estudiantes internacionales, una de las mayores preocupaciones en estos tiempos de pandemia ha sido el proceso de vacunación. Muchos países aún no empiezan a vacunar a las personas menores de 30 años o siquiera tienen una vacuna que esté aceptada por CDC. Y no fue hasta hace unos días que la universidad publicó una guía de vacunaciones para los estudiantes dentro y fuera del campus. Aunque ahora se van presentando más oportunidades para vacunarse, sigue existiendo una inquietud en la comunidad de estudiantes internacionales. 

En Texas, el proceso de vacunación fue difícil al principio porque teníamos que asegurarnos de que todos los miembros dentro de una familia fueran elegibles para la vacuna. Pero a medida que pasó el tiempo y hubo más vacunas disponibles, en Texas, muchas familias se pudieron vacunar. Este ha sido un soplo de aire fresco, dado a que ahora está permitido ver a otros amigos y familiares que también están vacunados y no tenemos que preocuparnos tanto.

Estar vacunado ha hecho que el proceso de mudanza a American sea menos estresante, ya que es una cosa menos en la que pensar cuando tenemos que preocuparnos tanto por lo que necesito para mudarnos. 

Para muchos estudiantes, especialmente nosotros que no hemos estado en campus, la mejor noticia del verano fue el regreso a clases presenciales. Pero la emoción va acompañada de una lista de pendientes y preocupaciones para los estudiantes, especialmente en cuestión del alojamiento. De acuerdo con los protocolos contra la COVID-19, cada estudiante tiene permitido solo 2 acompañantes; lo cual presenta problemas para aquellos estudiantes que querían poder compartir el momento especial de mudarse a las instalaciones universitarias con sus familiares. Pero soluciones como tener a los familiares ahí de manera virtual, cerca de las instalaciones o con la promesa de que ayudarán al final de cursos siempre son viables. Y, honestamente, la emoción y las esperanzas supera cualquier preocupación. 

Para muchos, el día de la mudanza es especial. Un día lleno de emoción y nervios por lo que se espera y un tiempo de transición en la vida de muchos estudiantes. Será la primera vez que estaremos fuera de casa durante tanto tiempo, cosa que se puede decir de muchos compañeros que también se van por primera vez. Los temores de la mudanza comienzan a dominar cuando pienso en intentar hacer de AU un hogar, después de pasar un año en línea, ¿cómo se puede recuperar el tiempo perdido en el campus? 

Dado que las vacunas permiten más viajes por todo el país, el problema no es el movimiento físico, sino la parte mental de ti mismo que encuentras que tiene que moverse contigo.

Otra causa de emoción para el regreso al campus es finalmente tener contacto personal con otros estudiantes y amigos. La mayoría de los estudiantes que pasan a su segundo año de la carrera no han conocido a sus compañeros en persona, y poder conocerlos es otra motivación para que esperemos con aún más ansias que lleguemos al campus. Con muchos compañeros con los que he platicado en clases virtuales hemos comentado que establecer y mantener amistades en línea ha sido muy complicado, pero como muchos, tengo la esperanza de que sea menos complicado conocer personas y hacer amigos. 

La idea de conocer gente nueva en el campus es muy emocionante. Después de haberme esforzado mucho para hacer conexiones en línea, la capacidad de conversar en persona me da un suspiro de alivio. Creo que, como cuerpo estudiantil, haber estado fuera del campus durante tanto tiempo aumenta la emoción y el entusiasmo por la interacción humana.

Una de las partes más importantes de la experiencia universitaria son las personas que conoces en el campus. Tener algo de normalidad nos permite, como estudiantes, recuperar esta hermosa experiencia.

abehar@theeagleonline.com 

Never miss a story

Get our weekly newsletter delivered right to your inbox.

More from The Eagle