From: Silver Screen

Scenes That Stick: El poderoso monólogo de Viola Davis en ‘Ma Rainey’s Black Bottom’

Scenes That Stick: El poderoso monólogo de Viola Davis en ‘Ma Rainey’s Black Bottom’

Si Chadwick Boseman no capta la atención de los espectadores para ver “Ma Rainey’s Black Bottom,” entonces Viola Davis y su actuación como Ma Rainey ciertamente lo hacen. Ambientada a mediados de la década de 1920, “Ma Rainey’s Black Bottom” es una adaptación cinematográfica de la obra de teatro de 1982.

En pocas palabras, la película gira en torno a la reconocida cantante de blues Ma Rainey y su injusta y cuestionable relación con los productores de música. En su mayor parte, Ma Rainey tiene la libertad de actuar con los músicos con los que se siente cómoda haciendo música. Por otro lado, las tensiones hierven y los desacuerdos surgen entre Ma Rainey y sus homólogos blancos. Lo que parecen negociaciones inofensivas entre Ma Rainey y su gestor blanco, Irvin, y el productor blanco, Mel Sturdyvant, en realidad insinúan un tema general más amplio. Es decir, cómo los directores y productores de música blanca capitalizaron el talento negro. Específicamente el de los cantantes negros.

Sin duda, una de las escenas más destacadas muestra a Ma Rainey revelando deliberadamente esta verdad en un breve pero estimulante monólogo a Cutler, un miembro de la banda. En este punto, Ma Rainey llegó a su límite. Junto con los otros miembros de la banda, Ma Rainey había pasado la mayor parte de su día en el estudio tratando de grabar su canción. Después de llegar tarde al estudio, instando que su gerente le comprara su bebida habitual, Coca-Cola, y negándose a dejar fuera de la canción a su sobrino tartamudo Sylvester, Ma Rainey dice la verdad.

Como muestra la historia, los artistas negros no vivían esa vida glamorosa como se mostraba. A puerta cerrada, las injusticias raciales aún prevalecían en sus vidas. Desafortunadamente, los artistas negros se enfrentaron a la falta de control sobre sus propias canciones, una realidad que se hizo mas común a lo largo de la década de 1920. Considerando que Ma Rainey fue una de las pocas artistas negras femeninas en ese momento, los gerentes y productores blancos buscaron la oportunidad para aprovecharse de su talento.

Aunque durante la mayor parte de la película, Ma Rainey es percibida como obstinada, difícil y defensiva, su honestidad sobre su situación como artista negra rápidamente cambia nuestras opiniones. Sin embargo, Ma Rainey sabía que su talento le abría puertas. Desde la perspectiva de Irvin, Ma Rainey es esencialmente un medio para un fin. Irvin no veía a Ma Rainey como una persona con talento, sino como una persona negra que podía cantar y de la cual, por lo tanto, podía aprovecharse. Es una de las razones principales por qué Ma Rainey es vista como "difícil". Cuando Ma Rainey finalmente “les dio lo que querían”, su poderosa voz, los productores blancos le hablaron con una actitud degradante. 

Francamente, esta escena nos hace ver el panorama más amplio. Es bastante fácil suponer que Ma Rainey intencionalmente dificulta la vida de todos los que la rodean. Y así, esta escena le da a Ma Rainey la oportunidad de dar su perspectiva. Como resultado, nos sentimos un poco desconcertados e impotentes como espectadores que ahora saben que todo lo que Ma Rainey pidió era algo demasiado radical y humano para que Irvin lo aceptara. Iba en contra de su moral y creencias como hombre blanco. Ese “algo” era respeto y honor para Ma Rainey. Solo entonces, Ma Rainey se mostraría como una persona admirable y como un fin en sí misma.

Never miss a story

Get our weekly newsletter delivered right to your inbox.

ghernandezsosa@theeagleonline.com 


More from Silver Screen