Scenes that Stick: La emoción y el humor de esta película mexicana es algo de lo que no te olvidarás

'No se aceptan devoluciones' está creado específicamente para la audiencia hispana de EEUU

Scenes that Stick: La emoción y el humor de esta película mexicana es algo de lo que no te olvidarás
Graphic by Carly Johnson

“No se Aceptan Devoluciones” es una película que estrenó en 2013, y fue dirigida, coescrita y protagonizada por el cómico mexicano Eugenio Derbez. 

La he visto varias veces, y esta mezcla de comedia y tragedia te hace reír y llorar. La película narra la historia de un hombre mexicano que se muda a Los Ángeles para buscar a la mamá de su hija, pero a través del desarollo de la película, llega a amar a su hija más que nada. 

A lo largo de la película, Valentín (Eugenio Derbez), un playboy de Acapulco aprende a superar sus miedos con tal de darle una vida mejor a su hija Maggie (Loreto Peralta), que le motiva a crecer como persona. Todo eso es una sorpresa para Valentín, acostumbrado a su vida libre en Acapulco. Aunque al principio de la película no estaba preparado para un bebé, se acaba convirtiendo en uno de los mejores papás que Maggie pudiera pedir, amando a su hija con todo su corazón. 

La escena que me impactó más personalmente fue cuando Valentín habla con un juez y expone todas las razones por las que Maggie debería quedarse con él en lugar de con su mamá. Es un momento muy real, donde el personaje habla desde su corazón, habiendo tenido seis años para enamorarse de la vida con su hija. Sin embargo, Valentín acaba por desesperarse, y no encuentra las palabras para expresar todo lo que siente. En ese momento empieza a recitar parte de la letra de la canción “Cuando Calienta El Sol,” de Luis Miguel. 

La escena es perfecta para la película. Obviamente, Luis Miguel es muy conocido en México, y “Cuando Calienta El Sol” es una de sus canciones más populares. La letra es bonita y suave, y trata del amor hacia una mujer. El hecho de que Valentín utiliza la letra para describir su amor hacia su hija añade un elemento cómico a un momento casi triste. 

El uso del humor mexicano es perfecto para una época en la que la industria cinematográfica está tratando de incluir al público hispano más que nunca. Cuando se estrenó “No se aceptan devoluciones”, no existía ninguna película comparable y ganó 44 millones de dólares.

Eugenio Derbez también actuó en muchas otras películas, como “Milagros del Cielo y Cómo Ser un Latin Lover.”

mhowell@theeagleonline.com 

Never miss a story

Get our weekly newsletter delivered right to your inbox.

More from The Eagle

Would you like to support our work? Donate here to The Eagle Innovation Fund.

Coronavirus Project